«Apariencias», un viaje al flamenco clásico y al contemporáneo, llega al Teatro-Auditorio “El Greco” este sábado

Texto: Francisca Ramírez. ABC Toledo

La bailaora Eva Yerbabuena que está de gira con «Apariencias», llega este sábado al Teatro Auditorio «El Greco», incluido dentro de la programación de Otoño del Teatro de rojas. El nuevo proyecto de la bailaora Eva que se ha presentado en el Festival de Jerez y en la Bienal de Flamenco de Sevilla, acumula en un viaje lo más denso y clásico del flamenco hasta lo más contemporáneo.

En una entrevista con ABC, la bailaora ha afirmado que «no ha sido fácil poder escenificar cómo nos manipulan y cómo nos dejamos manipular. Y esta idea está latente en todo el espectáculo» de Eva Yerbabuena, que ha insistido en que trata de llevar a la palabra un océano de dudas: todas convergen en este montaje con el que reflexiona sobre el flamenco, sobre una sociedad más interconectada, sobre la crisis de los refugiados sirios y sobre el poder.

Pero cómo ha surgido este montaje. La idea, ha afirmado Eva Yerbabuena, ha nacido de una imagen: ella rompiendo una calavera. Días después sucede un crimen en Nigeria, con más de una veintena de estudiantes muertos. Luego,el atentado del Dáesh contra la revista satírica Charlie Hebdo. Y como telón de fondo, la crisis de los refugiados sirios y muchas y recurrentes conversaciones con otros creadores. «Entendí que era una inquietud compartida. También a nivel personal y profesional, porque todo lo que te rodea te influye a la hora de ponerte en un escenario y tener algo que contar», cuenta Yerbabuena.

Por eso ha insistido que «Apariencias» nos plantea preguntas que quizás no podamos responder desde la cabeza, sino escuchando el impacto de la obra en nuestros cuerpos. Una amalgama de inspiración impresionista donde nada es lo que parece ser, o quizás sí.

Influenciada por la raíz más ortodoxa y clásica del flamenco, la propuesta viaja desde lo complejo y distanciado hasta lo simple y pasional. En este recorrido a través de la danza, la música, la voz, la palabra, la luz… todo se despoja de su piel. La vista se despoja de los ojos, el arte, del artista; el flamenco, de todo lo flamenco. Igual que en un poema, se trata de sentir, no de entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*